Los retos del reciclaje de plásticos: cada minuto se vierte al mar el equivalente a un camión de basura

reciclaje-plasticos

El consumo de plástico tanto a nivel doméstico como industrial lleva décadas aumentando imparablemente. En el año 1950 la población mundial rondaba los 2.500 millones de personas que generaban 1,5 millones de toneladas de plástico. Casi setenta años después, en el año 2016, el mundo estaba habitado por 7.000 millones de personas y la producción de plástico superaba los 320 millones de toneladas. Es decir: la población se multiplicó por tres, pero la producción de plástico lo hacía por doscientos.

Hoy es imposible mantener nuestra calidad de vida y nuestro nivel de desarrollo sin plásticos. Sin embargo, se ha abusado de algunos materiales y se ha hecho una mala gestión de sus residuos a nivel mundial.

 

Solo una mínima parte de los envases de plástico se recicla a nivel mundial

Casi el 80% de los envases de plástico acaba en vertederos, incinerado o en el medio ambiente. En el mejor de los casos, el de los envases que van al contenedor amarillo, su reciclaje es a menudo ineficiente y no logra los propósitos deseados.

Las razones son múltiples:

  • Existen envases cuyo diseño dificulta o impide su reciclaje: los que incluyen etiquetas autoadhesivas, las botellas que usan un recubrimiento de PVC para la marca del producto, los bricks o las bandejas de envasado de alimentos en cuya fabricación se mezclan diversos tipos de plástico.
  • En las plantas de tratamiento mecánico biológico se criban los envases por su tamaño: los que tienen un tamaño inferior a 80-100 mm (yogures, monodosis hosteleras, pajitas, tapones, etc.) son difícilmente recuperados para el reciclado y se depositan en un vertedero o son incinerados.

Tanto el vertido como la incineración de este tipo de residuos resulta altamente contaminante. En la fabricación de productos plásticos se utilizan al menos 132 sustancias o grupos de sustancias potencialmente problemáticas para la salud que pueden generar emisiones tóxicas o contaminar los lixiviados.

Tan solo una fracción se transforma en combustibles derivados de residuos. De esta manera se aprovecha como sustitución de los combustibles fósiles el potencial calorífico de los residuos que no se pueden reciclar o reutilizar de otra manera. Este tipo de combustible se utiliza en la actualidad sobre todo en la industria cementera.

Una última salida para los productos plásticos no reciclados es la exportación a países en vías de desarrollo. Un sistema perverso que únicamente cambia el problema de sitio.

Ante este panorama, Grupo SPR ofrece sus servicios como proveedor e integrador de tecnología en forma de soluciones integrales para la gestión y la valorización de los residuos plásticos. En este sentido, hay que destacar que el reciclaje de plásticos supone un 20% de la energía necesaria para producir plásticos vírgenes.

 

Las alarmantes cifras del plástico en el mar

Una de las consecuencias más problemáticas de la mala gestión de los residuos plásticos ha sido la polución del medio marino. Se calcula que ocho millones de toneladas acaban en los océanos cada año, y algunas previsiones alertan de que, si no revertimos la situación, en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar.

Estos datos equivalen a verter un camión de basura lleno de plástico cada minuto, con el inconveniente añadido de que estos materiales tardan más de 400 años en descomponerse en el medio marino.

De todo el plástico en los océanos, se calcula que 268.940 toneladas corresponden a microplásticos, partículas de menos de 5 mm de diámetro que pasan fácilmente a la cadena trófica y acaban en nuestro organismo a través del pescado o el agua. Existen investigaciones que revelan que estos materiales pueden obstruir los alvéolos pulmonares y alterar las hormonas derivando en problemas como la infertilidad o el hipotiroidismo. Algunas de estas partículas son bisfenoles y ftalatos, sustancias que en diversos estudios se ha demostrado que son disruptores hormonales.

El investigador Philipp Schwabl, hepatólogo en la Universidad de Viena (Austria), analizó las heces de ocho individuos de diferentes países; los resultados desvelaron que a pesar de las diferentes dietas de los voluntarios, las cifras de microplásticos encontrados en sus muestras eran similares: entre 18 y 172 partículas por cada 10 gramos.

La crisis del plástico es hoy en día un importante problema medioambiental que afecta además a 700 especies marinas. Según datos de Greenpeace, más de un millón de aves y 100.000 mamíferos mueren cada año como consecuencia de los residuos plásticos que llegan a los océanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsapp
Llámanos

Las cookies técnicas son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar por la misma. Este tipo de cookies son las que, por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad. Por ello, están activadas por defecto, no siendo necesaria tu autorización al respecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.


Las cookies de análisis nos permiten estudiar la navegación de los usuarios de nuestra página web en general (por ejemplo, qué secciones de la página son las más visitadas, qué servicios se usan más y si funcionan correctamente, etc.). A partir de la información estadística sobre la navegación en nuestra página web, podemos mejorar tanto el propio funcionamiento de la página como los distintos servicios que ofrece. Por tanto, estas cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que únicamente sirven para que nuestra página web funcione mejor, adaptándose a nuestros usuarios en general. Activándolas contribuirás a dicha mejora continua. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de funcionalidad nos permiten recordar tus preferencias, para personalizar a tu medida determinadas características y opciones generales de nuestra página web, cada vez que accedas a la misma (por ejemplo, el idioma en que se te presenta la información, las secciones marcadas como favoritas, tu tipo de navegador, etc.). Por tanto, este tipo de cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones), lo cual contribuirá a la facilidad, usabilidad y comodidad de nuestra página durante tu navegación. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad nos permiten la gestión de los espacios publicitarios incluidos en nuestra página web en base a criterios como el contenido mostrado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios. Así por ejemplo, si se te ha mostrado varias veces un mismo anuncio en nuestra página web, y no has mostrado un interés personal haciendo clic sobre él, este no volverá a aparecer. En resumen, activando este tipo de cookies, la publicidad mostrada en nuestra página web será más útil y diversa, y menos repetitiva. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad comportamental nos permiten obtener información basada en la observación de tus hábitos y comportamientos de navegación en la web, a fin de poder mostrarte contenidos publicitarios que se ajusten mejor a tus gustos e intereses personales. Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.
Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.

GUARDAR

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: SPR DIVISIÓN INDUSTRIAL Y SERVICIOS, S.L.,
Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web. Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.
Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto. El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón ACEPTAR o configurarlas o rechazar su uso clicando en el apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES.
Si quieres más información, consulta la POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.